He viajado al fin del mundo
a grabar un hombre subirse a un iceberg.
He grabado la muerte de una deidad
y también la boda de dos personas que no se querían.

Desciendo de poetas y militares
que encontraron lo que todos buscamos.

Una vez capturé un instante inenarrable
tan poderoso
que cambió mi forma de ver el mundo.